EL CASCO DEL CABALLO

El casco de todos los équidos está conformado, en primer lugar, por una caja córnea que protege la punta del dedo por delante y por los lados. Tal caja, llamada “muralla”, está constituida por queratina, una proteína dura de origen epidérmico que es también constituyente de los cuernos, pezuñas, garras y uñas de otros animales. La muralla se produce en la “corona” o “rodete coronario”, que no es una parte del casco sino de la piel (fig.1).

casco1

Fig.1 Vista lateral del casco, mostrando la corona y la muralla

En su parte inferior, el casco muestra dos estructuras que amortiguan el peso del cuerpo cuando el miembro se apoya: la “suela”  y la “ranilla” (fig.2). La suela normalmente no contacta con el suelo pero sí lo hace la ranilla. Separando la suela de la muralla se presenta la llamada línea blanca, prolongación hacia el exterior de una estructura interna del casco.

casco2

Fig.2 Partes inferiores del casco

En el interior del casco se encuentran también los cartílagos laterales, unidos a la tercera falange (fig.3a y 3b); dichas estructuras tienen también alta importancia para disipar las fuerzas que operan sobre el casco cuando el miembro se apoya sobre el suelo. 

cart1

cart2

Fig. 3a Vista de un cartílago lateral

Fig.3b. Vista posterior de los cartílagos laterales

También existe al interior del casco el cojinete plantar, otro importante elemento amortiguador del choque de la extremidad contra el suelo (fig.4).

sagital

Fig. 4 Corte sagital del casco, mostrando elementos duros y blandos

En la fig.4 se observan las falanges 1ª a 3ª, así como el sesamoideano distal (navicular). Además, se aprecia la proyección de la ranilla hacia el interior del casco. Por otra parte, se distingue el cojinete plantar, del cual forman parte los talones. La lámina constituye la zona en que se produce el firme encaje de la muralla con la 3ª falange, zona que se proyecta hacia abajo formando la línea blanca, que separa la suela de la muralla.

casco3

Fig. 5 Partes externas del casco (nomenclatura corriente)

Según se aprecia en la figura anterior, corrientemente se llama dedo a la parte central anterior de la muralla y talón a la parte posterior, denominándose cuarto a la porción lateral.

 

ANATOMIA FUNCIONAL DEL CASCO EQUINO
McClure RC.1993.http://extension.missouri.edu/p/G2740>

El casco del caballo está compuesto por la muralla, la suela y la ranilla. La muralla es simplemente aquella parte visible cuando el animal se encuentra de pie. La muralla cubre el frente y los lados de la tercera falange. La muralla se compone del dedo (frente), los cuartos (lados) y los talones (fig.5).Cuando se levanta el casco del suelo, se hacen visible la ranilla y la suela, así como las barras de la muralla y los surcos colaterales (fig.6).

estructexter

Fig.6. Estructuras de la parte palmar y plantar del casco

La muralla está formada por un material córneo que se produce continuamente y que debe desgastarse naturalmente, o bien deberá ser rebajado artificialmente por el herrero. La muralla no contiene vasos ni nervios. En el casco del miembro anterior, la muralla es más gruesa en el dedo; en el correspondiente al miembro posterior es de grosor más uniforme. Dentro del casco, los cartílagos laterales se extienden hacia atrás y arriba desde ambos lados de la 3ª falange (fig. 7a); estos cartílagos son flexibles, pero se osifican con la edad. Entre la 2ª y 3ª falange, existe un hueso pequeño (el navicular); éste hueso y su bolsa sinovial asociada (un saco lleno de fluido que reduce la fricción entre el tendón del músculo flexor digital profundo y el hueso) están involucrados en la “enfermedad navicular”, causa común de cojera en los caballos (fig.7b).

interna

internab

Fig. 7a  Estructura interna del casco equino

Fig.7b  Estructura interna del casco equino

 

durybland

Fig. 8 Las estructuras flexibles en el casco  se expanden y contraen con cada paso, a medida que el peso del cuerpo es transferido de una extremidad a otra.

El cojinete digital es una masa de material flexible que contribuye a la formación de los talones (fig.8). Esta estructura es un importante amortiguador de impacto en el casco. A medida que el peso de cuerpo se traslada al casco, la presión se transmite a través de las falanges a la muralla, al cojinete digital y a la ranilla. La ranilla, una masa en forma de cuña de elevada elasticidad, normalmente contacta primero con el suelo. La ranilla comprime al cojinete digital, que se aplana y es forzado lateralmente contra los cartílagos laterales. La ranilla también se aplana y separa las barras de la muralla. Cuando la extremidad se levanta, tanto la ranilla como las otras estructuras flexibles del casco retornan a su posición original.

Cuando se produce la pisada, la sangre es forzada desde el casco hacia la pierna por el aumento de presión y por el cambio de forma de la ranilla y del cojinete digital. La presión y el cambio de forma comprimen las venas del dedo. Cuando este se eleva, cesa la compresión y la sangre vuelve a fluir hacia las venas; en otras palabras, el movimiento de las estructuras blandas del casco funciona como una bomba. El ejercicio aumenta la circulación sanguínea en el dedo y favorece un buen crecimiento del casco. La falta de ejercicio, la resecación de la muralla y una nutrición deficiente inhiben el normal crecimiento del casco.

Normalmente, la muralla crece a razón de 1 cm por mes. Nuevas capas de muralla son producidas continuamente justo por debajo de la corona, en la unión de la piel con el casco. La muralla está recubierta por un material que previene la evaporación de su humedad (“perioplo”). Cuando este material escasea, la muralla se reseca y pueden producirse fisuras.

 

INDICE