ASPECTOS GENERALES

De la Toxicología
La Toxicología es la ciencia que trata de los tóxicos o venenos.Si bien esta temática ha preocupado a la Medicina desde tiempos antiguos, su organización como ciencia se debe a Mateo Orfila, quien entre los años 1814 y 1817 publicara sus libros Traité de Poisons y Eléments de Chimie Médicale, obras fundamentales para el desarrollo de la naciente Toxicología. En sus aspectos básicos, ésta considera las propiedades químicas de los tóxicos y los principios generales involucrados en la absorción, distribución en el organismo, transformación bioquímica, eliminación y acciones de ellos sobre los diferentes tejidos y órganos. Sobre estas bases se estructuran divisiones basadas en criterios de aplicación, como son -por ejemplo- la Toxicología Experimental, Toxicología Analítica, Toxicología de los Alimentos, Toxicología Laboral, Toxicología Forense, Toxicología Ambiental, Ecotoxicología y Toxicología Industrial, entre las ramas mejor caracterizadas. Pertenece también a este grupo la Toxicología Clínica o Médica, que tiene como objetivo al paciente intoxicado. En esta obra se tratan principalmente aspectos aplicados a la clínica de las intoxicaciones más frecuentes en animales grandes y pequeños de nuestro país, sin olvidar -por cierto- aspectos de las otras ramas de importancia para la toxicología veterinaria de Chile.

De los tóxicos o venenos
Se entiende por tóxico o veneno a "cualquier sustancia ajena al organismo y que, en estado sólido, líquido o gaseoso, afecte a los fenómenos vitales cuando contacte con la superficie orgánica o cuando penetre al organismo por una vía adecuada, no mediando en ello fenómenos térmicos o mecánicos sino las propiedades químicas de la sustancia". Si bien algunos autores reservan el uso de la palabra "veneno" para los tóxicos administrados maliciosamente, pensamos que en la práctica no cabe tal diferenciación y que ambos términos son sinónimos. Pero, por otra parte, la administración a personas de elementos radiactivos con propósitos homicidas ha variado el enfoque original de la Toxicología, por cuanto tales sustancias no actúan por medios químicos sino físicos (radiaciones). En todo caso, ello hasta el momento es una situación sólo aplicable a la toxicología humana.

Para ser considerada como tóxico, la sustancia debe ser exógena (esto es, debe tratarse de un xenobiótico); ello aleja del ámbito de la Toxicología a fenómenos como el síndrome urémico, en el cual son sustancias propias del organismo las que se acumulan en éste y lo afectan hasta llevarlo a la muerte. Por otra parte, la sustancia no debe afectar al organismo por medios térmicos ni mecánicos; por ello, y aunque resulten nocivos para el ganado y animales de compañía, no son fenómenos tóxicos las quemaduras, causticaciones, lesiones por congelación o los daños causados por espinas y espigas de vegetales, para mencionar sólo a algunos ejemplos. El término "ponzoña" tuvo en siglos pasados la connotación de tóxico o veneno. Hoy, al menos en en nuestro país, se le reserva en el habla corriente para denotar el veneno de animales que lo introducen mediante un aparato picador especializado (ponzoña de alacranes o abejas, por ejemplo), aunque también se le usa para caracterizar al propio aparato picador.

Tipos generales de tóxicos
En términos amplios, los tóxicos se clasifican en dos grandes grupos:
A) Tóxicos locales o de contacto: son aquellos que provocan efectos deletéreos al actuar sobre la piel o mucosas (como los cáusticos y algunas sustancias que hacen nocivas a ciertas especies de hiedras, por ejemplo). Es necesario considerar,sin embargo, que estos venenenos sólo tienen importancia relativa en toxicología veterinaria, ya que la densa capa pilosa de la mayoría de los animales los protege contra los efectos de estas sustancias.
B) Tóxicos generales: son los que penetran al organismo a través de una vía apropiada y producen efectos dañinos cuando la dosis es suficiente para tales efectos. Se les subdivide en "tóxicos sistémicos", cuando afectan a todo el organismo o a un número importante de sistemas, y en "tóxicos órgano-específicos", cuando dañan de preferencia a un órgano en particular. Así, el ácido cianhídrico es buen ejemplo de tóxico sistémico, puesto que afecta a todas las células del organismo, en tanto que los alcaloides pirrolizidínicos del Senecio erraticus afectan de preferencia al hígado (confiriendo a esta planta su conocido carácter hepatotóxico).

Exposición
El concepto de "exposición" en Toxicología implica que -para actuar como tóxico- una sustancia debe necesariamente tomar contacto con el organismo; ella eventualmente actuará en forma sistémica (si se absorbe por una vía apropiada) o bien en forma local, si su actividad se limita a la piel o mucosas. Por tanto, no basta la mera existencia de una sustancia potencialmente venenosa en el entorno de animales enfermos o muertos para considerar a priori que éstos han sido intoxicados por ella; por el contrario, debe demostrarse que ha existido exposición a la sustancia para fundamentar el diagnóstico.

Vías de exposición
Las vías de exposición de tóxicos generales que poseen interés veterinario incluyen las siguientes:
A. El tracto digestivo, siendo la vía oral la más frecuente en las intoxicaciones de interés veterinario. En efecto, los alimentos contaminados con tóxicos naturales o sintéticos, las plantas tóxicas, las sustancias venenosas ingeridas por los animales de corta edad por curiosidad o juego, errores de dosificación en fármacos administrados por vía oral son ejemplos de la importancia de la exposición digestiva en la etiopatogenia de numerosas intoxicaciones. Un caso especial lo constituye la transferencia de tóxicos desde la madre al hijo lactante a través de la leche.
B. El tracto respiratorio, ingresando a los pulmones -y desde éstos al torrente circulatorio- gases tóxicos (como CO, H2S y otros), líquidos en forma de spray (como es el caso de numerosos pesticidas de uso ganadero y hogareño) y elementos sólidos microparticulados (como el plomo tetraetilo en la bencina, un hecho ya del pasado en Chile).
C. La piel y mucosas, como ocurre en el caso de la absorción transcutánea de fenoles y de algunos pesticidas, que tienen capacidad de absorberse a través de la piel intacta. En países extranjeros son importantes las especies de iguanas y sapos cuyo veneno -secretado por glándulas de la piel- puede causar intoxicación por absorción transcutánea cuando se les captura con las manos desnudas o son mordidos por los animales. Debe tenerse presente que si bien muchos tóxicos no atraviesan la piel normal, pueden ser absorbidos si ésta presenta excoriaciones extensas, heridas, zonas inflamadas o denudadas de epidermis.
D. La placenta sirve como vía de transferencia de tóxicos desde el organismo materno al feto in utero, lo que puede causar abortos o malformaciones congénitas.
E. No puede olvidarse, finalmente, la vía parenteral en los casos en que se inyectan medicamentos que causan intoxicaciones, bien por sobredosis, por reacciones anafilácticas u otras. La inoculación de venenos animales (serpientes, escorpiones, arañas, insectos) también se considera como exposición parenteral.


Toxinas
Entre las sustancias tóxicas se reserva el término de "toxina" para aquellos venenos producidos por seres vivos, bien sean vegetales (fitotoxinas), animales (zootoxinas), hongos (micotoxinas) o bacterias (exo y endotoxinas). Las fitotoxinas poseen enorme importancia para la Medicina Veterinaria. Si bien este tema ha sido abordado in extenso en el libro "Plantas Tóxicas para el Ganado en Chile", en la obra presente merece un capítulo aparte el estudio de las intoxicaciones causadas por la contaminación de moluscos bivalvos con las toxinas producidas por algunas microalgas del fitoplancton marino, origen de los distintos tipos de "marea roja" en seres humanos. Por otra parte, aunque en esencia no correspondan al ámbito de la Toxicología los fenómenos causados por toxinas bacterianas, algunas toxiinfecciones (como el botulismo, por ejemplo) pueden tener cabida en esta ciencia. Ésta obviamente aborda los fenómenos causados por hongos basidiomicetos (callampas, setas o champiñones, que no poseen mayor trascendencia veterinaria), como también aquellos causados por hongos miceliados, inductores de numerosas micotoxicosis en los animales y seres humanos.

Dentro del tema que nos ocupa cabe señalar la escasa ocurrencia de intoxicaciones de animales domésticos por zootoxinas en el territorio nacional, dada la escasez de especies animales con capacidad tóxica en nuestro entorno (Cuadro Nº 1).

 

CUADRO Nº 1
ALGUNOS ANIMALES CON CAPACIDAD TÓXICA

TIPO DE ANIMAL
PRINCIPALES PROBLEMAS
Ofidios*
Inflamación, necrosis,anafilaxia,neurotoxicidad
Escorpiones**
Dolor, inflamación, anafilaxia
Iguanas (monstruo de Gila)*
Inflamación,vómito,shock
Sapos*
Cardiotoxicidad, neurotoxicidad

Arañas:
Loxoceles laeta (araña de rincón)
Latrodectus mactans (araña del trigo)

Necrosis,anafilaxia,trastornos neuromusculares
Insectos (hormigas,abejas,avispas)
Dolor,inflamación,anafilaxia
Animales marinos naturalmente tóxicos*
Trastornos gastrointestinales,neurotoxididad

*Sin importancia en Chile
**Escasa importancia en Chile

Sustancias artificiales
Las sustancias artificiales potencialmente tóxicas forman un listado impresionante, calculándose que anualmente ingresan al mercado mundial no menos de 1500 productos con tales características. Muchos de ellos son medicamentos, siendo estudiados entonces por la Farmacología y Terapéutica al analizar los efectos de dosis excesivas de éstos, así como al estudiar las llamadas "reacciones adversas a medicamentos" (RAM), que no se abordan en esta obra.

 

Referencias
1.Osweiler GD.1999. Introduction to Toxicology. En: Veterinary Toxicology (Beasley V., ed.). International Veterinary Information Service, Ithaca NY (www.ivis.org); A2601.0899.

2.Klaasen CD et al.2005. Fundamentos de Toxicología. McGraw Hill-Interamericana, Madrid.

3.McClellan RO.2012.Concepts in Veterinary Toxicology. En: Veterinary Toxicology. Basic and Clinical Principles. (Gupta RC, ed.) 2a ed. Academic Press, New York

(Actualizado el 13/09/2016)

PORTA INDICE