PLAGUICIDAS o PESTICIDAS

Acaricidas Herbicidas Insecticidas

Molusquicidas

Rodenticidas

Desde tiempos antiguos los seres humanos han utilizado diferentes sustancias para atacar las plagas o pestes que destruyen sus cosechas y enferman a su ganado o a ellos mismos, afectando su sustento y su calidad de vida. Tales sustancias se conocen con el nombre de "plaguicidas" o "pesticidas". El uso de pesticidas no sólo ha reducido las pérdidas causadas por plagas diversas sino que ha facilitado la adopción de métodos modernos en la agricultura y ganadería a gran escala, conducentes a incrementar la producción de alimentos, a reducir los costos de producirlos, a mejorar la calidad de los productos y a prevenir la presentación de diversas enfermedades en las plantas de interés agrícola, en los animales domésticos y en los seres humanos, llevando como consecuencia a una mejor calidad de vida de éstos.

Empero, el uso a gran escala de pesticidas, los que a menudo presentan algunas características indeseables, ha sido acompañado de diversos problemas para los animales y seres humanos. Originalmente la investigación sobre estas sustancias hacía énfasis en su toxicidad aguda; en la actualidad, sin embargo, el conocimiento sobre ellas implica también conocer las manifestaciones de su toxicidad crónica, su persistencia en el medio ambiente, su incorporación a las cadenas tróficas, su acumulación en el organismo animal, la existencia de sus residuos en los alimentos y, en suma, los efectos para la Salud Pública de todo ello. El avance de la investigación en el tema condujo a la búsqueda de nuevos y más eficaces plaguicidas, lo cual se tornó en una necesidad imperiosa al apreciarse que numerosas pestes adquirían resistencia a los productos hasta el momento eficaces para su control. Pero, a poco andar, pudo constatarse que los nuevos pesticidas podían también generar considerables efectos negativos en la salud del hombre y de los animales, deteriorando además el ambiente. Ello motiva una incesante búsqueda por hallar pesticidas más eficientes para el control de las plagas, menos dañinos para los seres humanos y animales, como también menos agresivos para el entorno ambiental.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) estima que, pese a que el 80% de los pesticidas que se distribuyen a nivel mundial es usado en naciones económicamente desarrolladas, el 99% de las intoxicaciones y accidentes de seres humanos con plaguicidas se produce en naciones con desarrollo intermedio y subdesarrolladas. La carencia de regulación, de educación y de higiene ambiental son los factores principales de este fenómeno. Gravitando todo lo anterior sobre la Salud Pública, estas mismas deficiencias se proyectan a las intoxicaciones del ganado en el agro, y a la de los animales de compañía en el hogar: la toxicología de los pesticidas impone entonces a los Médicos Veterinarios la doble tarea de tratar con plaguicidas de uso agropecuario y de uso hogareño.

El Ministerio de Agricultura, a través del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), es responsable en Chile de regular y restringir la fabricación, importación, exportación, distribución, venta, tenencia y aplicación de pesticidas para uso agrícola y pecuario; por su parte, corresponde al Ministerio de Salud, a través del Instituto de Salud Pública (IPS), gestionar lo referente a plaguicidas de uso hogareño y humano. Si bien caben dentro del concepto de pesticidas un amplio grupo de sustancias, los plaguicidas de mayor interés para la toxicología veterinaria se encuentran comprendidos dentro de los acaricidas, herbicidas, insecticidas, molusquicidas y rodenticidas. Debe considerarse, sin embargo, que algunas sustancias tienen cabida en más de uno de estos grupos.

Nomenclatura de Plaguicidas
Existen tres formas de nombrar a los plaguicidas:
• Nombre comercial: es el nombre que el fabricante le da al producto formulado (uno o más ingredientes activos más aditivos). Ejemplo: Tamaron ® 600 SL.
• Nombre común: es el nombre del ingrediente activo del plaguicida. Ejemplo: Metamidofos.
• Nombre químico: es el nombre que se usa para describir la estructura química del ingrediente activo en los plaguicidas. Ejemplo: O,S-dimetil-fosforamidotioato

Etiquetado de Plaguicidas
El SAG ha adoptado normas elaboradas por la Organización Mundial para la Salud (OMS) y la FAO para el etiquetado de los envases de pesticidas, que se ejemplifican a continuación.

pest1
pest2
pest3
pest4


Se muestra a continuación un ejemplo del etiquetado conforme a las normas SAG en un pesticida para uso agrícola. La etiqueta debe llevar una franja en todo el borde inferior, cuyo color corresponde al riesgo toxicológico del producto según normas de la OMS; la franja lleva, además, símbolos, palabras y pictogramas recomendados por la FAO, destinados a un manejo seguro del producto.

pest5

Referencias
1. http://www.fao.org/spanish/newsroom/news/2002/10525-es.html (Obtenido el 17/02/2013)

2. http://www.ispch.cl/ley20285/t_activa/marco_normativo/7c/dec_157_05.pdf (Obtenido el 19/02/2013)

3. Ríos JC. 2012. Plaguicidas. www.urgenciauc.cl/programa/wp.../plaguicidas-Dr.-Juan-Carlos-Rios.pdf (Obtenido el 12/09/2016)

4. Tiwari RM, Sinha M. 2010. Veterinary Toxicology. Oxford Book Company, Jaipur.

(Actualizado el 01/10/2016)

PORTA INDICE