CARDO ESTRELLADO

El cardo estrellado, cardo amarillo o abrepuños amarillo (Centaurea_soltitialis) es conocido en otras latitudes como causal de la “encéfalomalacia nigropalidal”, enfermedad que afecta a los equinos y que también es causada por C.picris y Acroptilon (ex Centaurea) repens (syn Rhaponticus repens). Las plantas que pertenecen al género Centaurea son comestibles para el ganado hasta antes de la floración, cuando carecen aún del carácter áspero y espinoso que las caracteriza al madurar (Fig. 1).

card
Fig.1 Cardo estrellado, cardo amarillo

Los equinos deben consumir estas plantas durante 5-12 semanas para que se manifieste la intoxicación. Ordinariamente ello ocurre en períodos de escasez forrajera, aunque hay evidencia de que los animales desarrollan afición a consumir la planta y pueden intoxicarse aunque dispongan de buen forraje. La sintomatología se presenta en forma súbita, apreciándose incapacidad para beber desde el inicio mismo del cuadro: los animales sumergen el hocico en el agua, la cual llega incluso a cubrir los ollares, pero no pueden deglutirla y escapa de la boca por gravedad. También se aprecia incapacidad para deglutir los alimentos sólidos; no obstante, se observan movimientos masticatorios con la boca vacía o con un bolo alimenticio que no puede ser deglutido. Ello motiva el nombre común de “enfermedad de la masticación” ("chewing disease") con que se conoce a esta intoxicación. Por otra parte, en numerosas ocasiones se observa incapacidad para aprehender los alimentos, debido a hipertonía de la musculatura labial y facial; ello confiere a la cara una expresión rígida, inmutable.

La boca se presenta semiabierta, con protrusión y constante movimiento de la lengua. Algunos animales adoptan posturas anormales, dando la impresión de encontrarse profundamente deprimidos. Los enfermos mueren por deshidratación e inanición, debiéndose la sintomatología a la necrosis licuefactiva simétrica que afecta a la substantia nigra, globus pallidus y otras áreas del cerebro (Fig.2 y 3); aún no se ha dilucidado satisfactoriamente la identidad del tóxico causal de estos problemas.

nigro1 nigro2
Fig.2 Malacia bilateral simétrica de la substantia nigra
Fig.3 Malacia bilateral simétrica y cavitación del globus pallidus
De Elliot y McCowan (2012)

Se ha postulado el tratamiento de esta afección con tiamina, en un esquema terapéutico similar al descrito en la intoxicación por hierba de la plata (Equisetum_bogotense); sin embargo se obtienen beneficios apenas moderados y sólo si la terapia se establece antes de 72 horas de haberse iniciado la sintomatología.

La centaureosis puede confundirse con la llamada “parálisis bulbar progresiva” del caballo, enfermedad de presentación esporádica en Chile y cuya etiología desconocemos. Si bien hay notorias similitudes clínicas entre ambas afecciones, en la parálisis bulbar progresiva se presenta parálisis flácida de labios y lengua, a diferencia de los fenómenos espásticos observados en la centaureosis.

Referencias

1. Barr AC, Reagor JC. 2001.Toxic plants. What the horse practitioner needs to know.Vet. Clin. North Am. Equine Pract. 17: 529

2. Botha, CJ, Naude TW. 2002. Plant poisonings and mycotoxicoses of importance in horses in southern Africa. J. South African Vet. Assoc. 73: 91

3. Elliot CR, McCowan 2012. Nigropallidal encephalomalacia in horses grazing Rhaponticum repens (creeping knapweed). Aust.vet J.90:151

(Actualizado el 19/11/2016)

indi