CICUTA

La cicuta (Conium_maculatum), planta herbácea bianual frecuente en terrenos incultos, húmedos y sombríos (Fig.1) contiene alcaloides piperidínicos que explican las propiedades tóxicas y teratogénicas de esta planta. El tipo y cantidad de alcaloides varía según la ubicación geográfica del vegetal, su estado fenológico y la parte de la planta que se considere; el alcaloide predominante en el follaje es coniceína, en tanto que en las semillas predomina coniina. La cicuta es parecida a otras plantas de la familia Apiáceas (ex Umbelíferas), siendo específicas las manchas de color rojo vino en sus tallos y ramas (Fig.2). No debe confundirse este vegetal con aquellos pertenecientes al género Cicuta, mucho más tóxicos y que no se han descrito en Chile.

cicu1 cicu1
Fig.1 Cicuta (hábito de la planta)
Fig.2 Manchas específicas de C.maculatum

 

La cicuta presenta máximo riesgo al florecer; la desecación reduce drásticamente su toxicidad. No obstante, la intoxicación por este vegetal es poco frecuente. Los ovinos son más resistentes al envenenamiento que otros animales. Los alcaloides piperidínicos de esta planta ejercen un efecto de tipo nicotínico, por lo que la intoxicación guarda semejanza con la producida por el tabaco. Los animales afectados presentan intranquilidad, frecuentes hipos y eructos y dificultad para deglutir. Es corriente observar intentos por vomitar, así como regurgitación del contenido ruminal. Además se describe midriasis, fotofobia y prolapso del tercer párpado, al igual que disnea, taquicardia e hipertermia en los cuadros más graves. En todos los casos se aprecian temblores, vértigo y ataxia que progresa a paraplegia y parálisis; el cuadro termina con postración, coma y muerte.

Por cuanto los alcaloides de la cicuta se excretan por vía pulmonar y renal, el olor desagradable de las hojas trituradas puede detectarse en el aire espirado y en la orina de los animales envenenados. Los cuadros mortales son raros y a la necropsia no se aprecian lesiones de significación diagnóstica; el examen histopatológico revela congestión pulmonar y edema interlobular como lesiones más significativas. El tratamiento de la afección es similar al aplicado en la intoxicación por tabaco.

Es importante señalar el efecto fetotóxico que ejerce la cicuta cuando es consumida por hembras gestantes en períodos particulares de la preñez. Así, se ha descrito artrogriposis en terneros cuyas madres consumieron cicuta entre los 55 y 70 días de gestación; por otra parte, se ha observado palatosquisis y artrogriposis en cerditos cuyas madres consumieron la planta entre los 35 y 53 días de preñez (Fig.3).

cicu cicut
Fig.3 Fetotoxicidad de la cicuta en cerdos (http://ca.vet.upenn.edu/)

Referencias

1.Barr AC, Reagor JC. 2001. Toxic plants. What the horse practitioner needs to know.Vet. Clin. North Am. Equine Pract.. 17: 529

2. Lopez TA et al. 1999.Biochemistry of hemlock (Conium maculatum L.) alkaloids and their acute and chronic toxicity in livestock. A review. Toxicon 37:841

3. Panter KE et al. 2012. Poisonous plants of the United States. En: Veterinary Toxicology: Basic And Clinical Principles 2a ed. (Gupta RC, ed.) Academic Press, New York.

4. Parton K, Bruere AN. 2002. Plant poisoning in New Zealand. NZ Vet J 50:22

(Actualizado el 23/11/2016)

indi