SUSTANCIAS MISCELANEAS

Sin pretender un análisis exhaustivo de esta categoría de sustancias, debe mencionarse entre ellas a elementos minerales como el selenio, que es absorbido desde el suelo por plantas del género Astragalus, las que pueden causar fenómenos tóxicos por tal motivo. Además, es pertinente señalar al nitrato el cual, de manera circunstancial, puede tornar venenosas a excelentes plantas forrajeras. También vale la pena recordar al ácido oxálico y sus sales, que hacen peligroso el consumo indiscriminado de plantas pertenecientes a las familias Oxalidáces, Poligonáceas y Quenopodiáceas. Cabe recordar igualmente a los compuestos guanidínicos -galeguina, hidroxigaleguina y d-peganina- que hacen tóxica a la galega (Galega_officinalis)

También es importante considerar a un sesquiterpeno de efecto convulsivante (coriamirtina) existente en algunos representantes de la familia Coriariáceas, como el huique, deu o matarratones (Coriaria_ruscifolia). Finalmente, es necesario considerar a las sustancias abortivas (mal definidas aún en numerosas plantas) y a los principios que -como algunos alcaloides- causan malformaciones congénitas. Tampoco pueden pasarse por alto los compuestos carcinogénicos identificados especialmente en helechos del género Pteridium.

(Actualizado el 04/12/2016)

indi