LAUREL DE FLOR

El laurel de flor (Nerium_oleander), conocido arbusto ornamental (Fig.1), es considerado como uno de los vegetales de mayor toxicidad para el ganado y los seres humanos. En toda la planta se halla una mezcla compleja de glucósidos esteroidales de efecto cardíaco (Fig.2), los que tienden a concentrarse en las hojas; éstas conservan su toxicidad durante períodos prolongados. Si bien algunos investigadores describen muerte de bovinos adultos al consumir 30-60 gramos de hojas, la literatura especializada también ofrece ejemplos de dosis letales menores que las señaladas para tales animales.

laur
Fig.1 Laurel de flor

No obstante su alta toxicidad, el riesgo que el laurel de flor representa para el ganado es bajo pues –como norma- sólo se le encuentra en parques y jardines. Sin embargo, por tratarse de un arbusto de vigoroso desarrollo, se le suele podar con frecuencia y las intoxicaciones causadas por esta planta ocurren generalmente al quedar su follaje a disposición del ganado. En forma menos frecuente se ha presentado intoxicación por ramoneo de la planta, al ingresar el ganado a los lugares en que vegeta.

Los síntomas se inician ordinariamente a las 2 horas de haberse ingerido el material tóxico. Aunque algunos animales presentan una fase inicial de excitación, es más frecuente que el cuadro clínico se inicie con decaimiento, estupor y estado nauseoso. Con posterioridad se presenta sudoración profusa, temblores, incoordinación motora y parálisis progresiva, cólico, diarrea, acentuada midriasis y bradicardia; es corriente detectar disrritmias, especialmente bloqueos aurículo-ventriculares y extrasístoles. La muerte es precedida de convulsiones y tetania. La evolución del cuadro es ordinariamente rápida pero ocasionalmente el deceso se retrasa hasta 96 horas.

olea
Fig.2 Estructura química de oleandrina

En casos de muerte temprana la necropsia no arroja resultados concluyentes. Cuando la muerte ocurre en forma retardada se observa severa gastroenteritis, dilatación cardíaca, presencia de equímosis en el endocardio y lesiones hemorrágicas de variable severidad en diversas vísceras.

El tratamiento de la intoxicación requiere el uso de atropina, sola o en combinación con propranolol, en dosis acordes con la especie afectada y con la gravedad del problema. Además, ha de considerarse que los glucósidos del laurel de flor afectan al corazón de manera similar que los glucósidos de la digital (Digitalis purpurea), por lo que en el tratamiento se encuentra formalmente contraindicado el uso de soluciones a base de calcio o magnesio.

 

Referencias

1. Anadón A et al. 2012. Poisonous plants of Europe. En: Veterinary Toxicology: Basic and Clinical Principles 2a ed. (Gupta RC, ed). Academic Press, New York

2. Aslani MR et al. 2004.Clinical and pathological aspects of experimental oleander (Nerium oleander) toxicosis in sheep. Vet. Res. Comm. 28: 609

3. Barr AC, Reagor JC. 2001.Toxic plants. What the horse practitioner needs to know.Vet. Clin. North Am.: Equine Pract. 17: 529

4.Begum S et al.1999. Bio-active cardenolides from the leaves of Nerium oleander. Phytochemistry 50: 435

(Actualizado el 04/12/2016)

indi