TABACO

El tabaco (Nicotiana_tabacum) contiene nicotina, alcaloide piridínico altamente tóxico para los animales domésticos. La cantidad de nicotina es escasa en la planta joven y aumenta con la edad para llegar a un máximo al formarse los granos. Se han descrito grandes variaciones en el contenido de nicotina, atribuídas a la variedad de la planta, su edad y las prácticas utilizadas para su cultivo, entre otros factores.

Tabaco
http://www.vet.purdue.edu/depts/addl/toxic/cover1.htm

El ganado puede consumir tabaco movido por el hambre. La intoxicación por este vegetal ocurre preferentemente en rumiantes, especialmente en bovinos. Los animales afectados presentan anorexia, constipación y timpanismo, así como temblores, ataxia posterior y frecuentes caídas; cuando la dosis ingerida ha sido alta, también se detecta bradipnea y disrritmias cardíacas que llevan a la muerte en 8-10 horas. En los cadáveres no se aprecian lesiones de trascendencia diagnóstica. Para el tratamiento de la afección se preconiza-según la especie afectada- la administración oral de un emético, carbón activado y un purgante salino, así como analépticos cardiovasculares por vía parenteral.

Se ha descrito la presentación de artrogriposis en cerditos cuyas madres consumieron tabaco durante la preñez temprana; sin embargo,ello no es causado por la nicotina sino que por la anabasina, otro alcaloide de núcleo piridínico presente tanto en el tabaco como en otras plantas del género Nicotiana.

Referencias
1. Beasley V. 1999. Veterinary Toxicology. www.ivis.org (Obtenido el 31.12.2012)

(Actualizado el 06/12/2016)

 

indi